top of page
  • Foto del escritorSabrina Bianchi

PAULA RACHETTI



Profesionalmente me destaco por ser proactiva y hacer que las cosas sucedan. Soy jugadora de equipo, entiendo que con esta modalidad todo resultado es más rico y productivo. A su vez, me gusta mucho siempre estar en constante aprendizaje en las prácticas del día a día. Por último, siempre me pongo la camiseta cuando tomo un tema o trabajo, soy una profesional comprometida.

 

El cambio que más está de moda

La moda hoy no es lo que era antes, y no solo porque con el tiempo cambian los estilos.

Sobre todo, lo que preocupa de la moda hoy en día son aquellos puntos que convierten a

la industria en uno de los mayores contaminantes del planeta.


¿Sabías que aproximadamente el 60% de todos los materiales utilizados por la industria de

la moda están hechos de plástico? ¿O que la industria de la moda utiliza anualmente

unos 93.000 millones de metros cúbicos de agua? Eso equivale a las necesidades de

cinco millones de personas y contribuye significativamente a la escasez de agua en

algunas regiones.


Esto fue justamente lo que le llamó la atención a Violeta Lagos, una joven cuyos primeros

recuerdos están rodeados de telas y el mundo de la confección. Dado que su abuela y su

madre eran ambas modistas del barrio, para Violeta el mundo de la moda representó

desde siempre un universo inescapable. Apenas a sus 14 años ganó su primer premio de

confección de vestidos típicos de su país, y a los 18 ya realizaba los vestidos de sus amigas

para ir de fiesta. No es casualidad entonces, que todos sus contactos de la infancia

aseguren que en su destino estaba en ella dejar una impronta en la industria de la moda.

Lo que quizá no podían pronosticar fue que, apenas 10 años después, Violeta se convirtió

en una líder fundamental para el cambio de paradigma de esa industria en su país y el

mundo.


Con ayuda de su madre y su abuela, Violeta se graduó de la universidad con una

licenciatura en diseño de moda. Durante ese tiempo, en parte para financiar sus estudios

y los altos costos que significaba cada entrega, Violeta realizó una pasantía en la

empresa de reciclaje de su tío. Allí, aprendió sobre sostenibilidad y circularidad, y

comenzó a analizar inmediatamente cómo podían aplicarse procesos similares para la

confección de prendas y elaboración de colecciones más sostenibles.


Al graduarse, sus calificaciones le permitieron comenzar su carrera en una reconocida

empresa de moda referente en Uruguay con presencia en 5 departamentos. Allí inició su

recorrido profesional y personal conociendo una industria nueva, procesos, y formas de

trabajo que comenzó a poner en práctica para aprender y seguir creciendo como

profesional. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, quedaban cada vez más en

evidencia los desafíos de un mercado que estaba lejos de ser perfecto.


Esto representó un choque de dos mundos que reunían todas sus pasiones. Por un lado, la

moda y, por el otro, la sostenibilidad. A raíz de esto, Violeta decidió enfocarse en una de

las problemáticas que necesitaban solución más urgente: la sobreproducción de prendas.


A pesar de iniciar como pasante, gracias a sus ideas, Violeta llamó la atención del CEO de

la empresa que reconoció rápidamente que sus ideas no solo estaban alineadas a los

objetivos de la marca, sino también alineadas a las exigencias de los consumidores que

buscaban cada vez más responsabilidad de la industria frente al cambio climático.

Con la confianza de su CEO, Violeta reunió a un equipo de profesionales, entre ellos

expertos en transformación digital, para idear un plan de soluciones que permitieran a la

empresa seguir a la vanguardia generando también conciencia en la producción de

colecciones y prendas con materiales sustentables.


Aprovechando los beneficios de la transformación digital, Violeta y todo su equipo

implementaron su plan para promover colecciones especiales en línea, reduciendo la

sobreproducción de prendas y el fast fashion.


Con un gran trabajo en equipo y esfuerzo que Violeta reconoce como “único en el

Uruguay”, crearon una plataforma en la web de la empresa en donde los clientes podían

solicitar prendas personalizadas, a medida y hechas a mano cuya base serían las

prendas de muestras que quedaban en la oficina y el stock remanente luego de cada

temporada.


Su apuesta dio frutos. Los pedidos online se amontonaron y la demanda superó todas las

expectativas. Eso dio pie a un aprendizaje continuo en donde se fue perfeccionando el

proceso de compra a través del uso de inteligencia artificial. Este consiste en que el

cliente obtiene ayuda para elegir adecuadamente sus prendas según sus gustos,

preferencias, medidas y cuidados para extender al máximo la vida útil de las prendas.


El cambio no fue únicamente relacionado con el consumidor, sino que también se

generaron iniciativas puertas adentro, como por ejemplo acciones en el marco del día del

medioambiente: La reclasificación de los residuos de todos sus locales y oficinas,

eliminación del plástico de un solo uso, reutilización y menos uso del papel en los locales,

entre otros.


Además, Violeta y su equipo, con el gran compromiso que asumieron con el proyecto,

decidieron mejorar aspectos de la producción de prendas en la incorporación de

materiales sostenibles como el algodón orgánico o fibras recicladas.

Por último, la empresa se comprometió a trabajar solamente con proveedores que

comparten esta misma visión y filosofía, generando así una identidad de marca única

que llamó la atención de grandes publicaciones como Vogue México y revistas de moda

de Argentina, Chile y Colombia.

Hoy, Violeta es encargada del nuevo departamento de sostenibilidad de la empresa. Su

equipo esta conformado por 10 personas, en su mayoría que están en el plan de

sostenibilidad desde el inicio y que, según Violeta: “son los líderes de la industria del futuro”.


Su camino profesional tuvo sus desafíos y aprendizajes, no solo en procesos técnicos sino

también en como liderar su propio equipo: guiarlo, escucharlo y hacerlo crecer. Planea

seguir generando cambios en este ámbito teniendo como ambición y sueño formar

equipos de sustentabilidad en los países en donde la empresa se estará expandiendo

mundialmente. Asimismo, quiere compartir su experiencia personal y conocimiento en un

tema tan importante al día de hoy para las empresas de moda, mediante charlas y

consultorías para seguir con las grandes prácticas que hacen de un profesional más

consiente acerca de nuestras acciones y como podemos mejorar.

Queda claro que, para violeta, la sostenibilidad, siempre será lo que más esté a la moda.



28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer


bottom of page