top of page
  • Foto del escritorSabrina Bianchi

JAVIER PERCIBALLE


Posiblemente como a muchas personas me interesó la comunicación para seguir una carrera y terminé en algo que ni imaginaba que podía atraparme, incluso ni sabía que existía. Soy Javier Perciballe, Licenciando en Ciencias de la Comunicación y desde hace 13 años trabajo en el área de comunicación de una empresa que impacta en el día a día de las personas de todo el país. Mis primeros años fueron dedicados a la comunicación externa, pero hace más de 10 años que pasé a interna. Es atrapante, intrigante, cambiante, trabajar en la comunicación dentro de una empresa de gran porte es algo que sorprende constantemente.

Dedico mis días a pensar en nuevos canales, formatos, focos, tonos, estrategias para informar, pero también para construir orgullo y pertenencia. Estamos en tiempos en los que trabajar la comunicación de una organización nos obliga a conocer qué se viene, a innovar y ser audaces.

 

Construyamos juntos la nueva manera de pensar la comunicación interna

Antes de empezar, conciliemos el desarrollo de la comunicación interna y cómo la entendemos hoy en día.

Desde que las organizaciones existen hay comunicación interna. Durante muchos años no se pensaba como tal, era un proceso inconsciente y enfocado a las tareas propias del trabajador. Pero así, sin saberlo, se estableció la comunicación de los líderes y/o jefes (spoiler alert: sigue siendo hasta hoy uno de los medios más potente para trabajar la comunicación interna). No sólo eran los encargados de enseñar cómo hacer el trabajo, también formaban equipo e integraban a las personas en la cultura de la organización. Adicionalmente, construían el orgullo de ser parte de un grupo y el sentido de pertenencia.


Con los años, y el desarrollo de las empresas, la tarea se volvió más confusa. Ya no alcanzaba con los líderes. Los escalones jerárquicos para acceder a la información se multiplicaron. Más áreas, más personas, más normativa, más procesos, mucha más complejidad, empezaron a hacer falta comunicaciones masivas. Los jefes siguieron comunicando cómo hacer las tareas, pero ¿ahora quién debía encargarse de la comunicación de asuntos corporativos para toda la organización? Nosotros.


Durante esa evolución aparecieron nuevos medios como carteleras, cartas, revistas y todo el material gráfico impreso que puedan imaginarse (recuerden que hablamos de comunicaciones masivas, no vale el teléfono).


La digitalización de las últimas décadas nos trajo nuevas herramientas como el mail, intranet o portal interno, carteleras digitales, aplicaciones, nuevos medios orgánicos que, entre otras cosas, destacan por la instantaneidad en su llegada al receptor. Impusieron una nueva forma de comunicar y de hacer las cosas. Nos permiten llegar en segundos a 500, 1000, 2000 o más personas en distintos departamentos o países que integran una organización, pero ¿es suficiente para hacer comunicación interna?


En los últimos años la pandemia nos hizo el trabajo mucho más fácil en las enormes organizaciones lentas y burocráticas, lo cambió todo. A quienes trabajamos en comunicación nos dio otro lugar, pero también nos obliga a innovar, a buscar nuevas alternativas y seguir potenciando nuestro trabajo.


Todos hacemos comunicación interna en una organización

Hay que entender a la comunicación interna como un proceso en el que todas las personas de una organización tienen un rol, la información brota desde todos los lugares a la vez. En los sectores o áreas es donde se produce gran parte de la información, en donde cambian las políticas, las reglamentaciones, los procesos, los productos. Asimismo, son quienes innovan con nuevas soluciones, servicios, herramientas.


La información es abundante y vivimos en una época de exposición a una cantidad exhaustiva de voces que escuchamos y leemos a diario (ayudada en gran medida por las redes).


Llegamos al en momento en que, en las grandes empresas, la idea de que un área específica se encarga de comunicarlo todo cambió, es inabarcable. Por otro lado, desde que todos nos fuimos a nuestras casas en el inicio de la pandemia, a quienes trabajamos en esto, se nos exige mucho más. Hoy en día se realizan mediciones propias, se revisan muchas métricas y comportamientos, incluso se presta atención a estudios globales como los de las consultoras internacionales Gallup[i], que afirma que el 41% de las áreas de mejora para el compromiso de los colaboradores están relacionadas con la comunicación y la cultura entre otras cosas, y Towers Watson[ii], que señala que las organizaciones que trabajan bien la comunicación interna tienen un 20% más de probabilidades de tener empleados comprometidos.


Frente a este panorama, debemos repensar cómo impactamos en nuestros públicos con los mensajes clave. Una opción real, y cada vez más extendida entre las organizaciones es volver al inicio. Fortalecer el rol de los líderes y recordar su rol como los emisores más potentes dentro de la empresa. Entre tantos interlocutores, al fin y al cabo, son el medio de mayor credibilidad y confianza para un colaborador.


El posible paradigma con la inteligencia artificial

La IA llegó para hacernos el trabajo más fácil (el futuro dirá si para suplantarnos, aunque aún me parece que no es algo cercano), pero también para hacer la tarea más sencilla a todos en la organización. Nosotros sabemos, o al menos deberíamos, hacer lo que la IA nos ofrece. El punto está en que la instantaneidad en la que obtenemos lo que necesitamos es increíble. De todos modos, no es donde encuentro mayor potencial.


Cómo responsable de comunicación interna a diario me encuentro traduciendo léxicos o jergas de ingenieros químicos, ingenieros de sistemas, contadores, abogados y todas las profesiones que componen a una empresa. Es usual en una organización que los líderes de proyectos, jefes y/o gerentes contacten a comunicación interna para diseñar un plan. La comunicación de los proyectos internos ha tomado una enorme relevancia, del mismo modo que la gestión del cambio.


Con la irrupción de la enorme paleta de herramientas que trae la IA, podemos cambiar la forma en la que hacemos las cosas. Diseñaremos y planificaremos en conjunto y hablaremos el mismo idioma con esos líderes.


La comunicación podrá ser en todos los sentidos de manera eficiente. En ese nuevo paradigma, cada líder puede diseñar sus planes de comunicación específicos y crear los mensajes antes de acudir a nosotros. Para nosotros, quienes trabajamos en comunicación, el reto será comprender esta nueva realidad y adaptarse, porque aún nos necesita.

Invito a todas y todos a pensar qué les parece que sus compañeros de trabajo no saben y deberían saber. Tal vez el propósito de la empresa, tal vez el impacto que generan en la población, pueden ser muchas cosas. Construyamos espacios laborales más motivantes y confortables.


Por lo pronto, te comparto este prompt inicial para comenzar a construir un plan y después me contas como te fue:

Piensa que eres gerente de compras en una empresa y trabajas en un proyecto que requiere ser comunicado para toda la organización. El proyecto busca reducir las emisiones de impacto ambiental de las emisiones de agua de la empresa. ¿Puedes crear un plan de comunicación teniendo en cuenta que la empresa tiene intranet, mailing y carteleras en los ingresos de las oficinas y plantas industriales?


Algunos ejemplos básicos de IA en comunicación interna

Investigando para este ensayo me encontré con un sinfín de publicaciones sobre las virtudes de incorporar IA en nuestros procesos, pero nunca mostrando específicamente cómo. Acá te dejo algunas aplicaciones básicas que, según mi parecer, si aún no las estás utilizando tenés que empezar ya (yo soy de los que aún no empezó):

·         Personalizá tus mensajes para el público que buscas impactar. La IA te permite construir los mensajes en segundos. Con el objetivo de informar a 3 grupos bien distintos, acerca de un cambio en la reglamentación interna, utilicé este prompt:

Piensa que eres director de comunicación en una empresa y debes informar a tres grupos específicos un cambio en la reglamentación interna. Un grupo son personas de entre 50 y 65 años de edad, que han estado en la empresa más de 30 años, trabajan en un sector operativo por lo que tienen poco acceso a medios digitales y un nivel de formación bajo. El segundo grupo está integrado por personas de entre 25 y 35 años con escasa experiencia en la empresa y un alto nivel de formación. El tercer grupo son los gerentes y jefes de áreas con edades y formaciones variadas pero que tienen una responsabilidad de contralor con este cambio. El medio para emitir este mensaje es el mail corporativo. El cambio en la reglamentación es que de ahora en más se admiten solamente 10 minutos al mes para llegadas tarde. ¿Puedes redactar un mail para cada grupo?

En este video te muestro como me fue:



VIDEO MENSAJES PERSONALIZADOS


·         Construí contenidos audiovisuales más fácil. La sobreexposición de los colaboradores a información interna y externa nos obliga a ser innovadores en la forma que comunicamos. Los mensajes corporativos (en que está la empresa, hacia donde vamos…), transversales a toda la organización, requieren un esfuerzo no solo en su sustancia, sino también en su formato.

Mirá este video sobre transición energética generado en pocos minutos en Fliki, con imágenes de FreePik:


VIDEO TRANSICIÓN ENERGÉTICA


Cómo afirmó Genís Roca en su artículo Sota, Caballo, Rey, el punto está en hacer la pregunta correcta. La información ya está disponible.



[i] Reporte de Gallup 2023 sobre el estado global del trabajo.

[ii] 2013-2014 Change and Communication ROI Study

18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page